Dock of the Bay, Festival de Cine Documental Musical, afronta su undécima edición con energías renovadas.

Dock of the Bay, Festival de Cine Documental Musical, afronta su undécima edición con energías renovadas.

11 Diciembre 2017

Este cambio de década hace que el festival les ha permitido mantener las señas de identidad, programar buenas películas documentales musicales y ofrecer toda una serie de actividades paralelas centradas en el cine y la música.

Entre los primeros avances, y gracias a la colaboración del Departamento de Cultura de la Diputación Foral de Gipuzkoa, la Escuela de Cine Elías Querejeta, la Universidad del País Vasco y Fomento de San Sebastián, el festival presenta el seminario titulado 'La música como constructora de imágenes'. Este será un espacio dedicado a la reflexión sobre el cine documental, con la participación de teóricos, críticos y realizadores que debatirán sobre la capacidad de la música de producir narraciones. Así se plantearán aproximaciones a textos concretos que pongan la música y el trabajo sonoro en el centro del discurso. Entre los ponentes destacan Desiré de Fez, crítica de cine; Jero Rodríguez, director del programa Cachitos de Hierro y Cromo de TVE; Álvaro Granda Ferrer, miembro de Reykjavik 606; Fernando Golvano, teórico del arte, y Shaila García Catalán, teórica del cine. El seminario será dirigido por Aarón Rodriguez Serrano. Por otra parte, la imagen del festival de 2018 es obra del diseñador Jorge Elósegui, de Estudio Primo. En palabras del artista, el cartel de este año marca una diferencia respecto a años anteriores, en los que el tema era la “relación entre imagen y sonido”. En esta ocasión, el cartel “refleja el ritmo y el movimiento” que genera la propia composición de los elementos. Un movimiento que "trata de alegrar el ojo y nos obliga a mover la cabeza para leer la información".