“No nos conformamos con lo que hemos hecho hasta ahora; trabajamos para que nuestros proyectos sean cada vez mejores”

“No nos conformamos con lo que hemos hecho hasta ahora; trabajamos para que nuestros proyectos sean cada vez mejores”

30 Abril 2021

Con la mirada puesta en poder estrenarla en 2023, coincidiendo con el 50 aniversario de la muerte de Pablo Neruda, Jone Landaluze y Ricardo Ramón, de Dibulitoon, nos hablan sobre el film ‘Winnipeg, el barco de la esperanza’. Además, conocemos sus proyectos más próximos y analizamos con ellos la situación del sector.

Zineuskadi: ¿Qué nos podéis contar sobre ‘Winnipeg, el barco de la esperanza’?

Jone Landaluze: Es una película basada en una novela gráfica escrita por Laura Martel dirigida por Elio Quiroga y Beñat Beitia. Habla sobre el viaje de Winnipeg, pero teniendo como punto de partida la posguerra de España desde Cataluña. Se narra toda la historia desde el punto de vista de una niña de siete años que huye con su aita a Francia, dejando al resto de la familia. Tras vivir momentos muy duros en el país galo, montan en el barco ‘Winnipeg’, liderado por Pablo Neruda, y viajan hasta Chile. También tiene mucho protagonismo el punto de vista de la abuela, que ya vive allí. Es un film de animación 2D para un público familiar. Aunque hemos recibido algún feedback de que parece una película para un público adulto, en realidad, el punto de vista de la niña hace que sea familiar y que haya escenas que no se enseñen con la crudeza que se mostrarían si fueran para adultos.

Ricardo: Hasta ahora, en Dibulitoon, casi todos los proyectos han nacido de nosotros y, en este caso, nos hemos incorporado a uno que ya estaba en marcha. Se trata de una coproducción entre tres países y con cuatro productoras: una chilena, una francesa, una catalana y nosotros. Leímos el guion y nos encantó; y además conocemos al equipo que lo estaba llevando a cabo desde el principio. Uno de los directores, Beñat Beitia, lleva trabajando con nosotros cerca de 15 años. Ninguna de las otras productoras está especializada en animación, y de ahí la importancia de nuestra participación.

Jone: Nos incorporamos al proyecto en septiembre del año pasado, y ya hemos dado muchos pasos a nivel de guion y de financiación, aunque seguimos en esa fase. Aprobó el proyecto RTVE, estuvimos en Cartoon Movie, tenemos una ayuda para preproducción del Ministerio de Cultura chileno y este año seguiremos buscando más ayudas. Todas las críticas y los feedback que estamos recibiendo están siendo muy positivos.

Zineuskadi:  ¿Cómo está siendo la labor de coordinación de los cuatro productores, que además sois de países diferentes?

Ricardo: Una de las mayores complicaciones que tiene este proyecto es juntar a cuatro productores de tres países. Es complicadísimo montar bien el puzle para que todos coincidamos… Hacer coincidir el timeline y el plan de financiación es ahora nuestra mayor pelea.

Jone: Desde el cambio de hora nos está costando más, porque tenemos seis horas de diferencia; hasta hace poco eran cuatro. Siempre es más complicado, porque hay que cuadrar agenda, pero nos coordinamos muy bien, nos reunimos a menudo, compartimos documentos a través de la nube… Trabajamos mucho en cuáles van a ser los equipos, el estilo… Es importantísimo asentar una buena base para que luego la producción vaya bien.

Ricardo: En animación, dirigir la parte artística online resulta mucho más difícil. Hay cosas muy difíciles de explicar a través de Meet o de Zoom. Nos ha tocado una época difícil para un proyecto complicado como este.

Zineuskadi:  ¿Cómo fue vuestra participación en Cartoon Movie?

Jone: Presentamos el proyecto y lo seleccionaron. Estábamos muy contentos porque es el mercado de animación por excelencia en Europa y tiene mucha repercusión especialmente entre agentes de ventas internacionales. Nosotros no necesitábamos un coproductor, pero sí hacer visible el proyecto a nivel de agentes de ventas, plataformas y televisiones internacionales. Este año Cartoon Movie ha tenido lo malo y lo bueno de lo digital. Lo malo, que no estás allí, no hablas presencialmente, no hay contacto directo. Pero también ha tenido su aspecto positivo. Es un mercado muy caro, pero al ser digital se ha podido conectar mucha más gente desde su casa u oficina, y los proyectos han tenido muchas más visualizaciones que cuando estás allí presencialmente.

La verdad es que fue un poco extraño porque no realizamos una presentación propiamente dicha. Nos pidieron un vídeo de 20 minutos y luego teníamos la opción de reunirnos con las personas interesadas en el proyecto. Normalmente son dos días y medio de mercado, y con este formato tuvimos la plataforma abierta durante 25 días.

Zineuskadi:  Es un buen escenario para abrir nuevas puertas y generar nuevas alianzas, ¿no?

Ricardo: Sin duda. Mientras hemos podido, siempre hemos intentado acudir a este tipo de eventos. Son muy interesantes tanto para mostrar nuestros trabajos como para ver otros proyectos o simplemente buscar nuevos socios. Hemos estado en otras ocasiones y sabíamos que te pone en el mapa de los “Cartoons”. Es importante que te conozcan y te incluyan luego en sus boletines, en sus charlas… Realizan un seguimiento de cómo va la película.

Zineuskadi:  ¿Qué recorrido tenéis pensado hacer ahora con el proyecto?

Jone: El año pasado ya estuvo en Annecy y también en los Quirino. Ahora estamos lanzados a terminar este recorrido de ayudas y a empezar con la producción. Los siguientes mercados serán ya para presentar un nuevo teaser. Estaríamos encantados de volver a Cartoon Movie con el proyecto en otra fase, en la de producción, por ejemplo. Pero todo depende de cómo vayan los acuerdos con agentes de ventas y del recorrido que tengamos.

Ricardo: Nuestra idea es arrancar en el último trimestre de año la preproducción, y la producción dentro de un año, por lo que queda mucho todavía.

Jone: En 2023 se cumple el 50 aniversario de la muerte de Neruda, y es cuando queremos presentar el proyecto en un festival. Nos gustaría que fuera en Donostia, y luego estrenar la película en cines ese mismo año o a principios del siguiente.

Zineuskadi:  ¿Qué proyectos tenéis actualmente en producción?

Ricardo: Estamos trabajando en ‘Las vacaciones de Yoko’. Yoko es nuestro proyecto estrella, al que más tiempo le hemos dedicado en los últimos años. Lleva mucho tiempo con nosotros y queremos seguir dándole vida. Tiene ya su trayectoria, sus cadenas de televisión, su hueco a nivel internacional... Tenemos el objetivo de que sea una marca.

Zineuskadi:  ¿En qué fase se encuentra?

Ricardo: Estamos en producción. Sobre todo estamos trabajando con el modelado, con el diseño de personajes, de escenarios… También es verdad que contar con personajes y material de otras temporadas facilita mucho el trabajo, porque no hay que buscar nuevos estilos, por ejemplo. Es un proyecto que nos motiva mucho y, además de la película, también estamos desarrollando nuevos materiales. Acabamos de estrenar una web (www.lasvacacionesdeyoko.com) en la que Yoko hace de guía turístico por algunas ciudades.

Zineuskadi:  ¿Tenéis algún proyecto más entre manos?

Ricardo: Siempre tenemos varios frentes abiertos. Próximamente presentaremos un proyecto a las ayudas del Gobierno Vasco, y también estamos buscando líneas de financiación para otros más grandes. Está todo escrito y gran parte del desarrollo hecho, por lo que estamos buscando socios para que el proyecto sea más grande de lo que es ahora. Trabajamos para que nuestros proyectos sean cada vez mejores; no nos conformamos con lo que hemos hecho en otras películas hasta ahora.

Jone: Hay que tener en cuenta que los proyectos necesitan mucho tiempo. Hay muchos que se empiezan y luego quedan en un cajón, otros se aplazan un tiempo y luego se recuperan… Siempre hay que estar alerta. Hay trabajos que ponemos en marcha nosotros mismos desde el inicio, y hay otros que nos presentan y encajan en nuestros planes.

Zineuskadi:  ¿En qué situación se encuentra el cine de animación en Euskadi?

Ricardo: Creo que hemos pasado de ser punteros a nivel nacional a estar casi en el vagón de cola. Creo que es necesario que busquemos proyectos más fuertes, y que seamos capaces de financiarlos, que son dos cosas complicadas. Muchas veces hacer un proyecto más potente supone que también las fuentes de financiación que tienes que buscar aquí, en casa, sean mayores; y no hay. Así como en otros lugares sí que se está dando mucho apoyo y está mejorando el sector, aquí la apuesta sigue siendo la misma de hace años, que era importante, pero que ahora se ha quedado atrás.

En todas nuestras últimas producciones, el primer apoyo lo estamos recibiendo de fuera de Euskadi. Por ejemplo, RTVE está apostando muchísimo por nosotros. Parece que si no tenemos un primer apoyo de fuera no son proyectos buenos.

Zineuskadi: Además, habéis apostado por una nueva rama en vuestros servicios…

Ricardo: Así es, hemos creado Dibulitoon Media Services. Una productora de cine de animación tiene una diferencia muy grande con una de ficción, y es que nosotros necesitamos tener una plantilla estable y fija durante todo el año. Esto nos hace estar siempre en una situación muy precaria, porque, estemos o no en producción, siempre debemos mantener el equipo. Por ello, últimamente estamos haciendo muchos trabajos de publicidad, de efectos especiales para cine, de vídeos industriales, pequeñas series para YouTube… Hacemos ese tipo de trabajos para tener cierta estabilidad y poder crecer; y eso también nos lleva a poder hacer mejores películas.