El Gobierno vasco introduce la sostenibilidad de las filmaciones en  sus políticas de ayudas

El Gobierno vasco introduce la sostenibilidad de las filmaciones en sus políticas de ayudas

04 Abril 2022

El Gobierno vasco está desarrollando una estrategia de Cine Sostenible de Euskadi para el período 2022-2024, que entre otras medidas contempla la inclusión de criterios de sostenibilidad en sus políticas de ayudas, así como el apoyo y asesoría para llevar a cabo producciones más respetuosas con el medio ambiente. Para ello, se va a poner en marcha una secretaría técnica denominada Basque Green Film, coordinada por Zineuskadi y que ofrecerá servicios orientados a las empresas del sector. De esta manera, el Ejecutivo vasco sigue extendiendo los ámbitos alineados con los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) y las estrategias verdes y circulares de Europa y el País Vasco.

El 12 de mayo de 2021, el Gobierno Vasco presentó una hoja de ruta para lograr un futuro más sostenible, sumándose así al Pacto Verde Europeo. Esta hoja de ruta es el Basque Green Deal (BGD), que recoge los objetivos de reducción de emisiones y de generación de energía renovable, complementándolo con la industria y la tecnología como principales palancas de cambio. Para ello se pretende alinear el desarrollo justo y sostenible en los ámbitos de la ciencia, la tecnología, la economía circular, la industria, la transición energética y la cadena de alimentación.

También el sector audiovisual debe sumarse a este compromiso y, por ello, se ha optado por impulsar el cine sostenible para favorecer que las producciones vascas tengan el menor impacto medioambiental posible.

Criterios de ayuda

A partir de 2022, las producciones audiovisuales que opten a ayudas del Gobierno vasco deberán aportar un plan de sostenibilidad para el proyecto. Para facilitarles esta tarea, el Basque Green Film pondrá a su disposición un servicio de asesoría personalizada, documentación de referencia, talleres de formación, una web específica y encuentros profesionales.

También está previsto que, a partir de 2024, el certificado Green Film esté integrado en el programa de ayudas a la producción audiovisual en Euskadi. Este sello fue adoptado por CineRegio, la red de instituciones regionales de cine europeas a la que pertenece el Departamento de Cultura y Política Lingüística del País Vasco, como certificado verde común.

Entre los elementos que deberán ser analizados especialmente en las producciones audiovisuales para elaborar el plan de sostenibilidad cabe destacar el transporte, la energía, los alojamientos, la comida y bebida, la selección de materiales, la gestión de residuos, la utilización del medio natural y el apoyo de la economía local.

Reto compartido

Este reto es compartido, ya que el sector está siguiendo los pasos de Reino Unido, Francia y Estados Unidos, países pioneros en este ámbito. Concretamente, CineRegio, que integra a 49 entidades de la UE, Noruega, Suiza y el Reino Unido, cuenta ya con un grupo de trabajo verde cuyo objetivo es promover de forma visible las políticas y los medios sostenibles, y hacerlos viables para la industria del cine y la televisión y sus organismos de financiación. Y, entre otras iniciativas similares, cabe citar Green Screen, financiada por el programa Interreg Europa, cuyo propósito es ayudar a reducir la huella de carbono del sector en Europa, mediante la mejora y estandarización de las medidas sostenibles aplicadas en las producciones audiovisuales.

En Euskadi, durante el año 2021, se han puesto en marcha las primeras iniciativas de impulso al cine sostenible desde el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y Donostia Film Commission. En el primer caso, se han otorgado puntos extra en las valoraciones para la concesión de ayudas a aquellos proyectos que recojan acciones de sostenibilidad, y en el caso de la capital guipuzcoana, con la elaboración de un decálogo para la producción sostenible de audiovisuales.

En paralelo, otros programas de ayudas como Europa Creativa Media o instituciones como el ICAA también han empezado a incluir progresivamente criterios de sostenibilidad en sus convocatorias.