Aitziber Atorrasagasti: 'Desde fuera las personas ven que hacemos productos de calidad dentro de la producción vasca; nuestros productos ya tienen su sitio en el mercado global'

Aitziber Atorrasagasti: 'Desde fuera las personas ven que hacemos productos de calidad dentro de la producción vasca; nuestros productos ya tienen su sitio en el mercado global'

09 Junio 2017

Aitziber Atorrasagasti, directora de Promoción Cultural del Gobierno Vasco y presidenta de Zineuskadi

Aitziber Atorrasagasti ha dado un giro de 180 grados a su trayectoria profesional. Bilbaína de nacimiento y corazón, ha dejado la gerencia de la Asociación Gerediaga de Durango para embarcarse en una nueva legislatura del Gobierno Vasco como directora de Promoción Cultural y presidenta de Zineuskadi. Un cambio que le lleva del sector privado al público y al que hace frente con la ilusión de una recién llegada.

Recientemente has cambiado la gerencia de la Asociación Gerediaga por el puesto de directora de Promoción Cultural en el Gobierno Vasco.

Me llamó Joxean Muñoz, viceconsejero de Cultura y Política Lingüística, para ofrecerme el cargo. Se trata de un gran desafío, por el grado de compromiso que exige el puesto. Pero tener al lado a Joxean Muñoz, al  que conocía por el trabajo que había desarrollado en la Feria de Durango como creador, y Bingen Zupiria, Consejero de Cultura y Política Lingüística, es una oportunidad que no puedes desaprovechar, ya que se trata de personas con gran capacidad de las que aprender minuto a minuto.  

¿Cuáles son los objetivos que has establecido como directora de Promoción Cultural?

La verdad es que no cuento con contribuciones específicas o proyectos estratégicos. El desafío más grande que tengo para este primer año es acercarme al sector cultural para, sobre todo, escuchar a las y los creadores y agentes culturales.

Quiero escucharles, saber cuáles son sus necesidades para luego poder orientar la estrategia cultural. Todas las políticas que se lleven a cabo en este sentido comenzarán por una reflexión, en ningún caso por contribuciones personales. Soy una gran defensora del trabajo en equipo. Todo ello sin olvidar las mejoras puntuales que podamos realizar.

¿Qué puede aportarte la experiencia de la Asociación Gerediaga?

Gerediaga es una asociación de marcado carácter social, una universidad de la cultura no industrial de nuestro país. Lo cierto es que he aprendido una barbaridad. El País Vasco cuenta con una red de asociaciones poderosa, modélica me atrevería a decir, que un amplio número de personas que trabajan sin ánimo de lucro. Personas que transmiten valores como el voluntariado, el trabajo en equipo, la generosidad, etc. Valores que debemos aplicar en la administración.

El voluntariado es un arma de doble filo. Las personas evolucionan, se hacen mayores, cambian su estilo de vida…

La globalización exige profesionalidad. Hoy en día el voluntariado y la militancia no son suficientes, pero tampoco podemos dejar de lado esos valores. El secreto está en el equilibrio. Debemos apoyar a los profesionales del sector cultural, pero sin olvidar de dónde venimos; poniendo en valor los trabajos realizados en la parte oculta de las cocinas.

Entre las responsabilidades de la directora de Promoción Cultural esta la presidencia de Zineuskadi. ¿Cómo lo veías desde fuera?

Conocía Zineuskadi gracias a Zinema Euskaraz, programa destinado al doblaje de películas infantiles al euskera. En mi opinión, Zinema Euskaraz es un programa esencial, sobre todo por los valores que transmite. Tenemos que impulsar entre el sector infantil el consumo de películas en euskera, algo que por desgracia nuestra generación no pudo disfrutar.  

Otro de los grandes retos a los que nos enfrentamos es la internacionalización de nuestras películas, que canalizamos desde el programa Europa Creativa Desk MEDIA Euskadi. La industria cinematográfica siempre ha sido sinónimo de visibilidad hacia un pueblo y una cultura, y nosotros contamos con un sector de calidad que genera productos de primera clase. Y no podemos desaprovechar el trabajo que están realizando los profesionales del sector.

Y ahora, después de tres meses en el cargo, ¿qué percepción tienes?

Zineuskadi es una herramienta de gran potencialidad para implementar políticas de desarrollo en el sector cinematográfico. Contamos con tres líneas de actuación: internacionalización del sector; visualización del sector (ayudas y promociones para las salas de cine) y el programa Zinema Euskaraz visualización. Ahora mismo estamos en un periodo de reflexión, donde tendremos que tomar decisiones como, por ejemplo, reforzar el área de comunicación en aras de reforzar nuestra referencialidad. Dicho esto, somos concientes que para ello debemos avanzar de la mano con los profesionales del sector y crear un marco de trabajo en común entre instituciones. Zineuskadi es la plataforma adecuada para liderar este proceso.

Ahora que conoces mejor la casa, ¿qué retos te has marcado para los próximos meses? 

Zineuskadi cuenta con una trayectoria de cinco años, y creo que es el momento perfecto para definir nuestros retos de futuro a cinco años vista. Tenemos varios proyectos como Zinema Euskaraz o Glocal Cinema muy definidos, pero cero que es el momento de reflexionar, debemos concretar las líneas estratégicas de Zineuskadi, y para ello debemos definir hacia donde queremos avanzar. Esa va a ser nuestra labor en los próximos meses.

Lo que si tenemos claro es que Zineuskadi va a contar con su tasa de protagonismo dentro de ICC (Asociación de la Industria Cultural y Creativa). Por otro lado, tenemos que integrar la nueva política del departamento de Cultura y Política Lingüística dentro de Zineuskadi, que dicho sea de paso, ofrece margen para ello. Perfilar esta nueva dirección será otra de las tareas a desarrollar.

Zinema Euskarazestá en fase de desarrollo, creciendo cualitativa como cuantitativamente. ¿Cuáles son los siguientes pasos a implementar?

Zinema Euskaraz seguirá la misma dirección, doblando películas al euskera. Eso si, queremos reforzar la comunicación, socializando y normalizando el programa.  

Queremos acercarnos al público joven, atraerlo y educarlo; queremos formar nuestro público objetivo de futuro. Esta es una directriz marcada desde Europa, muy acertada por cierto, y que seguiremos a rajatabla.

El programa Europa Creativa Desk MEDIA Euskadi es un trampolín para internacionalizar el sector audiovisual vasco. ¿En qué momento del programa nos encontramos?  

En primer lugar, me gustaría destacar que contar con una oficina en el País Vasco es un lujo –España cuenta con cinco oficinas–. Dicho esto, estamos en disposición de adelantar que el programa conocerá cambios en los próximos años.

El programa ha entrado en un periodo de reflexión, y se platean varios cambios a corto/medio plazo. Tenemos que reclamar nuestro espacio como lengua no hegemónica, que es una de las características que nos diferencia de los demás. Tenemos un idioma propio, una cultura. El desafío es crear esa expectación.

Antes has mencionado Glocal Cinema. ¿En qué situación se encuentra el proyecto?

Nos encontramos en pleno proceso de reestructuración, pero tenemos claro que estamos ante un proyecto que debe comenzar a dar sus pasos. Son varios los países de Europa interesados en formar parte del mismo, ahora nos toca redactar la letra pequeña.

Desde que has accedido al cargo, has podido visitar los Festivales de Cine de Berlín y Cannes. ¿Cómo ven desde fuera el sector audiovisual vasco? ¿Con qué sensación has vuelto?

Mi principal objetivo no era otro que conocer de cerca el mercado. Luego, mi primera impresión ha sido que trabajar con los profesionales europeos es sencillo: ofrecen una gran disposición, saben escuchar, les gusta trabajar en equipo, etc.

También he podido ver cómo se desenvuelven nuestros profesionales, y lo cierto es que he vuelto con una grata impresión. Me han demostrado que poseen una gran capacidad de adaptación, que viajan con los objetivos muy claros y que en muchas ocasiones, vuelven con los objetivos cumplidos.

Además, he palpado que nuestros profesionales, y sus proyectes, tienen una muy buena acogida, que la producción vasca es sinónimo de calidad y que nuestro productos tienen su espacio en ese mercado global.

Por lo tanto, desde las instituciones debemos seguir apoyando a nuestros creadores en su esfuerzo de por asociarse con productoras extranjeras y colocar sus productos en el extranjero.