“Zukugailua nace para dar respuesta a necesidades que varios profesionales del sector hemos detectado”

“Zukugailua nace para dar respuesta a necesidades que varios profesionales del sector hemos detectado”

15 Septiembre 2021

Katti Pochelu es una de las creadoras de Zukugailua Elkartea, una asociación que busca impulsar el cine independiente, especialmente en euskara, así como crear una red de colaboración entre diferentes profesionales del sector audiovisual vasco. Hablamos con ella sobre sus principales objetivos y sobre los proyectos en los que está trabajando en Gastibeltza Filmak.

Zineuskadi: Para quien no lo conozca, ¿qué es Zukugailua Elkartea?

Katti: Zukugailua fue creada a finales de 2020 con el objetivo de responder a necesidades como la de explicar la trayectoria del cine en Iparralde en los últimos años. Hace mucho tiempo que los profesionales están llevando a cabo sus proyectos, pero no había nada estructurado, y, además, la mayoría de los técnicos se han tenido que desplazar fuera del País Vasco en busca de trabajo. Hemos visto que ha habido una estructuración, se han creado distribuidoras y productoras, también en la televisión Kanaldude han conseguido crear una convocatoria de apoyo a la producción a través de un convenio con la región de Aquitania… Los profesionales hemos sentido la necesidad de crear una asociación para lograr sinergias, ayudar en la formación, llegar a los nuevos creadores, etc.

Actualmente estamos 14 miembros, todos profesionales, y nos reunimos en nombre de cada uno, no representamos a una estructura. Hay miembros de todos los ámbitos de la cadena profesional del cine: productores, distribuidores, técnicos, creadores, representantes de salas de cine y hasta trabajadores de la televisión Kanaldude.

Zineuskadi: ¿Cuáles son sus principales objetivos?

Katti: Tenemos tres. Por un lado, el desarrollo del cine independiente impulsando su desarrollo y difusión, y, en especial, el del cine en euskara. Otro objetivo es ayudar a los cineastas, sobre todo a los nuevos, a entrar en redes profesionales, creando nuevos espacios de apoyo tanto a ellos como a los proyectos. El tercero es sensibilizar sobre la cultura del cine y promover su consumo.

Zineuskadi: ¿Y a qué retos os estáis enfrentando en esta primera fase?

Katti: Por un lado, queremos crear una red de apoyo a la producción, a la creación y/o a la producción entre profesionales. Por ejemplo, hemos empezado a trabajar con asociaciones de productores porque en los próximos meses queremos asegurar nuestra presencia en festivales y mercados. Tenemos un proyecto con las asociaciones Ibaia y Napar, para impulsar la cooperación entre profesionales de Euskal Herria y de la Eurorregión. Dentro de este proyecto, analizamos las convocatorias y ayudas con las que cuentan las diferentes instituciones para conocer las normativas y ver en ellas cómo lograr armonizar las relaciones y facilitar las coproducciones. Es un reto muy importante.

Zineuskadi: ¿Qué otras acciones estáis desarrollando?

Katti: Hemos creado un plan de acción para los dos próximos años y vamos a trabajar sobre ello, pero a medida que lo hagamos identificaremos nuevas necesidades y crearemos nuevos planes. Hemos organizado, por ejemplo, unos talleres de apoyo a los creadores. El primero lo llevamos a cabo en colaboración con Rencontres sur les docks de L 'Atalanta, y tenía el objetivo de ayudar a los creadores en la presentación de los proyectos. Allí prepararon los Pitch y luego los presentaron ante un público profesional. También tenemos previsto organizar estancias en torno a la escritura, y a partir del año que viene ofreceremos varios talleres en las escuelas para favorecer la educación visual. Igualmente, este verano hemos organizado unos talleres para acercar a los jóvenes al cine, para reproducir en euskara algunas secuencias míticas del cine y que aprendan sobre la creación cinematográfica.

Zineuskadi: Por tanto, le dais especial importancia a la educación cinematográfica de los jóvenes y a la creación en euskara.

Katti: Eso es. El contenido audiovisual es extremadamente importante para los jóvenes, porque lo utilizan mucho. Por eso trabajamos para dar a conocer lo que es el cine independiente y mostrar también que todo ese trabajo se puede hacer en euskara, que se puede crear en nuestro idioma.

Zineuskadi: Además de formar parte de Zukugailua Elkartea, también trabajas en la productora Gastibeltza Filmak. ¿Qué proyectos tenéis entre manos?

Katti: Afortunadamente, hoy en día, tenemos muchos proyectos. Este otoño, por ejemplo, rodaremos dos cortos. ‘Hitzak’ se grabará en Baigorri el próximo mes de octubre, bajo la dirección de Josu Martínez, y trabajaremos con los ciudadanos del propio valle. Y 'Muga', de Eñaut Castagnet, se rodará entre Bera y Lesaka, con los habitantes de Bortziriak. Además, el documental ‘Krask soinua’,dirigido por Ander Iriarte, está ahora en postproducción. Esperamos terminarlo para finales de año y en 2022 empezaremos con el circuito de festivales. Es un trabajo sobre la tortura.

Asimismo, acabamos de terminar el último trabajo de Lander Garro, titulado 'Tipularen sehaska kanta'. Trata sobre la cárcel y la enfermedad, y lo queremos presentar en otoño o a finales de año antes de llevarlo a los cines. Estos son los proyectos más avanzados, aunque también estamos inmersos en el desarrollo de nuestros primeros largometrajes de ficción. Por un lado, 'Agurra', de Itziar Leemans, es un proyecto que fue seleccionado en el programa Noka Mentoring que puso en marcha Zineuskadi, y desde entonces estamos recogiendo los frutos del trabajo realizado. En la actualidad estamos redactando el guion. Del mismo modo, tenemos en marcha una coproducción con Txintxua Films, la película 'Karmele', de Asier Altuna.

En el ámbito de la distribución, las películas vascas las distribuimos en Iparralde y ahora vamos a intentar ir un poco más allá, ampliar nuestro ámbito de acción hacia el territorio francés.

Zineuskadi: ¿Cómo valoráis la presencia del cine vasco en Francia?

Katti: Hay un trabajo importante por hacer. El principal problema es que en Francia cada semana se estrenan muchas películas, más de 20, así que existe mucha competencia. Para nosotros es un reto lograr un hueco para las películas vascas.