“Crear el vestuario de una película de época requiere mucho trabajo de documentación y preparación”

“Crear el vestuario de una película de época requiere mucho trabajo de documentación y preparación”

04 Febrero 2021

Nerea Torrijos, nominada al Premio Goya al Mejor Diseño de Vestuario, aguarda con ilusión la llegada del próximo 6 de marzo, cuando en Málaga se fallarán los premios más importantes del panorama cinematográfico estatal. Tras un brillante trabajo en películas como ‘Errementari’ o ‘Vitoria, 3 de marzo’, con ‘Akelarre’ le ha llegado su primera oportunidad de hacerse con el ‘cabezón’.

Zineuskadi: Zorionak por la nominación. ¿Cómo te enteraste?

Nerea Torrijos: Fue un lunes, y ese mismo día arrancábamos en Pamplona el rodaje de la película ‘Desde la sombra’, de Félix Viscarret. Al principio estuve pendiente de la hora; sabía que se anunciaban los nominados pasadas las once de la mañana, y sí que miré un par de veces el reloj para saber qué hora era. Luego ya comenzamos con el rodaje y dejé de lado ese tema. A eso de las 11:30, empecé a recibir muchos mensajes. Entré en el WhatsApp y vi que tenía 30 o más y pensé: “30 mensajes seguidos no son para decirte: casi te nominan, el año que viene será”. No me lo esperaba para nada.

Zineuskadi: Seguro que todo el mundo te habrá hecho la misma pregunta: ¿cómo ves las opciones de llevarte el premio?

Nerea Torrijos: La verdad es que sí (risas). Lo cierto es que apenas lo he pensado, al igual que no creía que me fueran a nominar, ahora tampoco dedico tiempo a pensar en si me lo van a dar o no. No considero que tengamos más o menos opciones que el resto de compañeros y compañeras. Creo que son cuatro películas que están muy bien, y que las posibilidades están muy parejas.

Zineuskadi: Se trata de tu primera nominación, ¿no?

Nerea Torrijos: Sí, todas las películas que se califican pueden ser seleccionadas, por lo que todos los años he tenido trabajos que competían en los Goya, como ‘Errementari’ o ‘Vitoria, 3 de marzo’, que es una película en la que tuvimos miles de figurantes. Pero sí, es la primera vez que me nominan y estoy muy contenta.

Zineuskadi: El film ha tenido una gran acogida tanto por parte del público como de la Academia.

Nerea Torrijos: Sí, independientemente de que sea un año muy difícil para el cine por el tema de la Covid-19 y de que la situación es complicada para sector cultural, se trata de una película que ha funcionado bastante bien para contar con actores y actrices no muy conocidos, gente que está empezando… Yo creo que la temática invita a ir al cine. Siempre interesan el feminismo, las mujeres fuertes, la caza de brujas… Todos estos ingredientes lo convierten en un film atractivo.

Zineuskadi: Estrenarla en el marco del Festival de San Sebastián también le habrá dado un empuje especial.

Nerea Torrijos: Sin duda. El Zinemaldia siempre es un trampolín, te da una proyección tremenda. ¡Es una maravilla haber podido estrenar la película allí!

Zineuskadi: ¿Cómo llegaste a ‘Akelarre’?

Nerea Torrijos: Iker Ganuza, uno de los productores, me llamó porque le habían hablado de mí y tanto él como el director, Pablo, querían conocerme. Así, nos reunimos en Donostia para compartir las primeras impresiones. Como buena vasca, me encanta el tema de las ‘sorginak’, el folclore, la cultura vasca… por lo que no se trataba de algo nuevo para mí. Ya había leído varios libros sobre este momento histórico, y fui a la reunión bien documentada. Pasaron los meses e Iker me volvió a llamar para darme la noticia. Me emocioné mucho porque me apetecía mucho hacerla.

Zineuskadi: Preparar todos los vestuarios habrá sido una labor enorme.

Nerea Torrijos: Sin duda. Al final, las películas históricas tienen dificultades como el peso de la ropa, la cantidad de figurantes que necesitas, la logística… La preparación fue larga; estuve documentándome varios meses para poder ofrecer la mejor versión de lo que Pablo tenía en la cabeza y encontrar la línea a seguir para crear todo el vestuario. Supuso mucho tiempo de preparación, de documentación, de diseño…

Las películas históricas tienen más trabajo que las actuales, porque tienes que hacer creíble que sea de época. De todas formas, en contra de lo que mucha gente cree, crear el vestuario de un film actual no es sencillo: no es tan fácil como ir a una tienda y comprar cualquier cosa. Por ejemplo, mientras que en las películas de época ya tienes marcada la tendencia, el estilo de ropa, el look, en las actuales esto no ocurre; el trabajo de creación es mayor.  Sin embargo, en cuanto a carga de trabajo, es mucho más laborioso hacer época.

Zineuskadi: Cuando te presentan un nuevo proyecto, ¿qué proceso sigues a la hora de diseñar o crear el vestuario?

Nerea Torrijos: Depende mucho de la película; cada historia te genera sentimientos diferentes. Yo trabajo mucho con bloques de color. Igual, de repente, veo el personaje de Amaia Aberasturi, me lo imagino en rojo y parto de ahí. Luego empiezo a buscar cosas, a documentarme, a pensar cómo va a ir vestida… Normalmente desgloso el guion y comienzo a trabajar con colores y texturas. Me gusta imaginarme cómo irá vestida a través del color que le puede encajar. Luego todo eso evoluciona mucho, porque las primeras ideas son mías y luego las tengo que poner en común con el director.

Zineuskadi: Cuando vemos una película no somos conscientes de todo el trabajo que hay detrás. ¿Cuánta gente compone tu equipo?

Nerea Torrijos: Depende de la película, normalmente somos tres o cuatro personas fijas en el equipo, aunque rote, y luego, dependiendo de las necesidades del proyecto, vamos variando. Por ejemplo, en ‘Vitoria, 3 de marzo’ llegamos a tener 12 personas de equipo los días de mucha figuración. En ‘Akelarre’, los días de figuración en Urbasa creo que fuimos ocho o nueve personas. Al vestir de época se tarda más; requiere más refuerzo. Había que vestir militares, gente con trajes completos…

Zineuskadi: Mirando un poco al futuro, ¿qué proyectos tienes entre manos?

Nerea Torrijos: Ahora mismo estoy en el rodaje de una película en Pamplona, que está grabando Félix Viscarret, y cuando la termine tengo un par de proyectos más sobre la mesa. Además, me espera un gran trabajo para el año que viene, si todo va bien, que es ‘Irati’, la película de Paul Urkijo, que la rodaremos en otoño.

Zineuskadi: ¿Cómo están afectando la pandemia y todas las medidas restrictivas que tenemos que adoptar a vuestro trabajo?

Nerea Torrijos: A mí, personalmente, gracias a la vida, me está yendo muy bien y, de momento, no me estoy viendo afectada directamente. Los rodajes los retomé cuando terminó la cuarentena; arranqué con una serie que habíamos dejado a medias y con una película. Luego también he tenido otra película, por lo que puedo decir que me va bien.  Todavía no me ha pasado que en un rodaje alguien se infecte y lo paren… ¡Cruzo los dedos para que no ocurra!